Cirugía Plástica

Liposucción

La Liposucción es una cirugía con la cual se eliminan los depósitos indeseables de grasa en exceso, para mejorar la apariencia corporal y pulir los contornos corporales irregulares o deformes.

La liposucción puede servir para moldear áreas por debajo del mentón, cuello, pómulos, parte superior de los brazos, abdomen, glúteos, caderas, muslos, rodillas, pantorrillas y los tobillos.

Nuestros servicios

Contáctanos

Publicaciones
Recientes
Te actualizamos con tips y promociones
Ir a blog
Instalaciones
Conoce nuestro campo de trabajo
Ver más

Información De Contacto

Procedimiento

Para esta cirugía, se utiliza una máquina de liposucción e instrumentos especiales llamados cánulas. El equipo quirúrgico primero prepara el área a ser operada y administra anestesia regional. A través de una pequeña incisión en la piel, se introduce un tubo de succión con una punta afilada dentro de los depósitos de grasa y se hace un barrido a través del área donde va a extraerse la grasa. La grasa desprendida se “aspira” con un tubo de succión. Una bomba de aspiración o una jeringa de gran tamaño son los que ejecutan la acción de succión. Posiblemente se necesiten varias punciones en la piel para tratar áreas extensas.

El cirujano puede abordar las áreas a ser tratadas desde varias direcciones diferentes con el fin de lograr la mejor silueta.

Indicaciones

  • Razones estéticas, incluyendo pliegues de grasa en la cintura, acumulaciones de grasa o una línea anormal en el mentón.
  • Mejorar la función sexual. Al reducir los depósitos de grasa anormales ubicados en la cara interna de los muslos, permitirá el acceso más fácilmente a la vagina.
  • Mejorar la forma corporal retirando acumulaciones de grasa localizada que no fue
    posible eliminar con dieta y/o ejercicio.

La Liposucción no es apropiada en los siguientes casos:

  • Como sustituto del ejercicio, dieta o como método para bajar de peso en sentido general.
  • Como tratamiento para la celulitis (apariencia con hoyuelos y desigualad de la piel en caderas, muslos y glúteos).

Efectos Secundarios

  • Edema o inflamación localizada del área
  • Moretes o hematomas localizados
  • Pequeñísimas incisiones de aproximadamente 1 centímetro localizadas en lugares muy estratégicos.
  • Alteraciones de la sensibilidad (entumecimiento transitorio de la piel que dura aproximadamente de 4 a 6 semanas)


El tiempo de recuperación de estas alteraciones puede ser acortado en extremo si se realizan masajes y/o ultrasonidos luego del procedimiento.