Medicina Estética

Rellenos

Productos utilizados para proporcionar aumento de volumen principalmente en áreas específicas de la cara que a consecuencia de la edad y/o el envejecimiento van disminuyendo la cantidad de tejido adiposo o graso.

El objetivo de este tipo de tratamientos es eliminar o atenuar las arrugas -patas de gallo, ojeras, código de barras- la remodelación de la nariz, disimular cicatrices, redondear pómulos, mejillas o mentón, aumentar el volumen de los labios o remodelar y reestructurar la cara del paciente.

Nuestros servicios

Contáctanos

Publicaciones
Recientes
Te actualizamos con tips y promociones
Ir a blog
Instalaciones
Conoce nuestro campo de trabajo
Ver más

Información De Contacto

Tipos De Rellenos

Según su origen los podemos dividir en biológicos (de origen orgánico) y no biológicos (de origen sintético), y según su duración se clasifican en reabsorbibles no absorbibles.

Los rellenos reabsorbibles, son rellenos inyectables de acción temporal, que poseen una duración limitada que varía entre 6 y 12 meses, sin embargo, hoy en dia existen productos que ofrecen períodos desde 24 a 36 meses. En Imagen Art, contamos con el producto ideal de acuerdo a sus necesidades.

El producto más utilizado y seguro en Medicina Estética actualmente como material de relleno es el ácido hialurónico.

Los rellenos no absorbibles, son rellenos definitivos que con el tiempo forman granulomas (bultos en la piel), y en algunos sitios forman rosarios de tumores localizados y deformantes. Entre ellos cabe destacar el metacrilato, las archilamidas y las polialquilimidas.

La silicona líquida, que es la más popular y económica, pertenece al grupo de compuesto inorgánicos que no se absorben y su utilización para fines estéticos debería estar prohibida en la medicina estética.

Ácido Hialurónico

Es una sustancia que se encuentra en numerosos tejidos y órganos de nuestro cuerpo, tales como el tejido conectivo que sostiene la columna vertebral, cartílagos, líquido sinovial de las articulaciones o en nuestra epidermis. Con el paso del tiempo, la presencia de esta sustancia disminuye notablemente, lo que produce, entre otras razones, el envejecimiento de la piel y, con ello la aparición de arrugas, flacidez o pérdida de firmeza.

Una de las principales propiedades del ácido hialurónico es su gran capacidad para atraer y retener el agua. Por este motivo, su empleo en tratamientos cosméticos permite rehidratar en profundidad la epidermis. La aplicación del ácido hialurónico en los tratamientos de belleza y estéticos se debe a que su principal propiedad es la de aumentar el volumen e hidratación de la piel, haciendo que ésta luzca mucho más tersa y radiante.

Las arrugas y flacidez de la piel, asociadas al paso de los años, vienen determinadas en gran medida por la pérdida de hidratación, por la reducción del ácido hialurónico presente en nuestra piel y por la disminución de la capacidad de nuestro organismo para reponerlo.

En medicina estética, esta sustancia se inyecta en función de las necesidades de cada paciente, para corregir los signos del envejecimiento. Las zonas más comunes en las que se aplica son:

  • Contorno y comisura de los labios.
  • Volumen de pómulo central o lateral.
  • Mejorar ojeras.
  • Mejorar surco nasogeniano.
  • Arrugas perioculares.
  • Arrugas peribucales.
  • Comisura de la boca.
  • Mejorar el ángulo mandibular.
  • Levantamiento de cejas.
  • Rellenar región temporal.

Efectos Secundarios De Ácido Hialurónico

  • Inflamación o hinchazón.
  • Insensibilidad y aparición de hematomas o bultos en las zonas donde se ha aplicado.
  • Dolor mínimo.
  • Irritación, dureza, ardor o picazón y enrojecimiento de la piel.
  • Reacción alérgica infrecuente.